EspañolGalego
Facebook Twitter Minube Youtube Flickr Foursquare Blogger












 

Nace en la zona rural una iniciativa empresarial y turística con la marca Valle de Esmelle

DIARIO DE FERROL 09/05/2012

C.R.C. > FERROL .
Representantes del empresariado de la zona de Ferrol conocieron ayer una nueva iniciativa turística y comercial que se ha gestado en torno al Proxecto Esmelle pero que ha superado los límites de la parroquia de San Xoán para extenderse a otros puntos de la zona rural del municipio como Papoi, Covas, San Xurxo, Doniños o Brión.

Con la financiación del Proxecto Esmelle y de la Asociación Galega para o Desenvolvemento Rural –Agader–, dependiente de la Xunta de Galicia, se pone en marcha este proyecto productivo que implicará a todo tipo de empresarios, comerciantes o autónomos de este entorno, que tengan algo que ofrecer desde el punto de vista de la promoción turística de la zona.
La marca comercial será Valle, cedida por el Proxecto y que supone, por una parte, algo evocador de lo que es la zona y, por otra, se trata de un nombre que ya es conocido a través de la promoción y los premios que se han hecho del proyecto nacido al amparo de la AVV Valle.
El producto turístico Valle estará listo para presentarse el 30 de junio y ahora una consultora está trabajando en la elaboración de los borradores de los posibles productos turísticos que se pueden ofertar, y que van desde la gastronomía a la naturaleza, el ocio, el deporte o la adquisición de elementos autóctonos naturales, entre otras cuestiones.
De este modo, la base productiva de esta nueva marca Valle será el empresariado de la zona, con la participación de hoteleros, alojamientos rurales, camping y establecimientos hosteleros –no solo los que ya forman parte de la ruta del pincho sino también otros que abarcarían la zona de Doniños, San Felipe, Valón, etc–.
Pero además de esta base de posibles alojamientos turísticos y de hostelería, la iniciativa cuenta con una oferta complementaria. Así, tal y como explica la gerente del centro BTT, se cuenta con una completa variedad de turismo activo, desde actividades deportivas como las ofertadas desde el centro de bicicletas, senderismo, parapente, surf, equitación o submarinismo a otras como capoeira e incluso fotografía.
La tercera pata de este proyecto turístico la componen los productores de la zona. De este modo, participan explotaciones agrarias de semisubsistencia, que pueden dar lugar a visitas escolares o actividades didácticas en los invernaderos o en el apiario. Las rutas de los molinos concluirán con la elaboración de pan, en la que se implicarán profesionales de la zona y, además de alimentación, se sumarán a la oferta otros productores artesanales de diversas materias.
Con todo este material se configurarán los paquetes turísticos que ayer se dieron a conocer al empresariado.